Freedom Road Socialist Organization

Entrevista con Javier Bravo, representativo de Morena Guanajuato, México por Bruce Hobson

¿Cuáles son los retos más grandes para Morena y para la membresía del partido?

Encabezar el cambio político hacia la izquierda, lejos de la corrupción y con justa distribución de la riqueza nacional.

Ser un colectivo crítico y autocrítico que sepa dar razones de tipo histórico y ético acerca de la universal dignidad humana y de la democracia comunitaria, social, popular. Usamos la frase “buen vivir” en lugar de términos que reflejan a experiencias eurocentradasq y nunca han logrado acercarse suficientemente a los pueblos originarios de nuestra región en el continente o en el Caribe.                                                            

1 julio 2018–alegría en todo México. Andrés López Manuel Obrador elegido presidente

30 millones votaron por Andrés Manuel. Antes de la elección algunos decían que muchos mexicanos estaban preparados para otra derrota, pero no para una victoria. Ahora que AMLO es su presidente, millones más lo quieren. ¿Tu perspectiva?

Yo creo que mucha gente mexicana estaba preparada para la victoria, no la derrota. Millones de jóvenes, personas de todas edades han construido las bases de este cambio que encabeza López Obrador, pero que no hizo él solo. El proyecto de nación que Andrés encabeza lo hicimos colectivamente, desde 2010. No creo que mucha gente mexicana estuviera preparada para la derrota. Al contrario, sobre la base de las luchas históricas del pueblo por la democracia ─incluidas las que tuvimos contra el fraude electoral─ hemos crecido, nos hemos multiplicado, hemos formado estructura, nos visibilizamos y, antes de la jornada electoral ya éramos tantos y tan visibles, que todas las encuestas mostraban la creciente e irreversible tendencia hacia la victoria del proyecto de Morena y la victoria de López Obrador.

Para derrotar la corrupción en México parece que se necesita cirugía radical a la política institucional, algo que no se hace de un día para otro. ¿Cuáles son las raíces de la corrupción, y es posible erradicarla?

Sí, se puede erradicar porque es un fenómeno histórico y no metafísico. La corrupción es el ejercicio negativo de funciones socialmente necesarias. Es un fenómeno cultural y político que tiene orígenes de carácter histórico: sobre una base comunitaria alguien (individuo o colectivo) se apropia de bienes ajenos, los subsume a su particular interés y con ello rompe la ética comunitaria, niega la dignidad de los demás y se asume como un ser superior. Los no-seres ─gentes sin derechos─ el bloc histórico de los desposeídos y excluidos, sostienen, desde entonces, el privilegio de quienes poseen todos los derechos.

Con categorías críticas como éstas fue integrado nuestro proyecto de nación; con un discurso así estructurado AMLO ha realizado sus campañas electorales; con esta escuela práctico-teórica millones de jóvenes participan en el movimiento y, con esos conceptos en mente, miles de intelectuales se han sumado al proyecto de gobierno de Morena y López Obrador.

Nos interesa mucho que se sepa que con esta base teórica y práctica los problemas de corrupción de México y su solución son visibles. No son visibles para gente conservadora y de derechas, quienes consideran eterno este fenómeno, normal e incluso natural. Justamente por eso son reaccionarios, conservadores: tienen miedo al cambio, miedo a la libertad.

Con leyes que castigan como delito grave (por fin hoy tenemos leyes así), que significan cárcel por actos de corrupción, se combate este fenómeno nocivo. Nunca antes la derecha sugirió siquiera ─y menos incluso propuso─ una ley así, porque era la base de su impunidad.

Apoya indigena en la inauguración–1 diciembre 2018

 ¿Cuáles son los cambios más urgentes que agradarán a la gente pobre y trabajadora? ¿Qué aspectos del programa de Morena mejorarán a l@s mexican@s a corto y largo plazo?

Se han iniciado reformas específicas para distribuir más equitativamente los ingresos en forma de salarios elevados, pensiones, becas para la educación. Los beneficios sociales acumulados por la derecha se redujeron a la inexistencia virtual para las clases pobres y trabajadoras. Los beneficios no los alcanzaron, pero siguieron siendo los bienes personales de la élite, la burocracia de una estructura perversa de ladrones.

Esta nueva distribución equitativa del ingreso, con el derecho a las prestaciones sociales y el derecho a vivir sin corrupción, es un medio para llevar a cabo reformas urgentes por el bien de los excluidos en nuestro país.

A largo plazo, esperamos crear un nuevo estado, una gente liberada y autosuficiente de conciencia y defensa de sus derechos.

Morena se formó como partido hace sólo cuatro años. La visión de Andrés Manuel es extraordinaria. ¿Qué espera él realizar durante su sexenio?

López Obrador y su proyecto asumen que las personas profundizarán su conciencia social, entenderán que su papel fundamental es crear su propio destino y la historia de nuestro país. Nuestra gente tiene el potencial de dejar atrás los tiempos sucios y tristes dominados por una mafia de poder representada por los partidos PRI y PAN.

En pocas palabras, la meta es limpiar el país de corrupción para hacer posibles las políticas sociales que el neoliberalismo ha destruido.

Me has mencionado que Morena tiene una Escuela Nacional de Formación Política. ¿Cuál es el propósito de esta escuela?

El Instituto nacional de Formación Política, actuando en tres campos, alcanzará su meta principal, que es elaborar continuamente las categorías críticas necesarias para que el pueblo de México logre auto-constituirse en poder social, autónomo, con una ética comunitaria como núcleo político.

Ese propósito pasa a través de formar a) cuadros militantes, b) candidaturas en cada año electoral, y c) la sociedad general. Los cuadros militantes, que representan la enorme diversidad de identidades que México tiene, deberán adquirir y emplear un discurso crítico, liberador y descolonizador. La gente que sea elegida como candidata a cargos de elección popular deberá aprobar un proceso de formación política que refuerce su capacidad de análisis y debate y evite que como representantes se fetichicen (evite que traicionen a la comunidad para enriquecerse personalmente o empoderarse individualmente). El reto mayor, sin embargo, es la formación política de la sociedad general, porque en su enorme diversidad, la gente tendría que adquirir estas herramientas de pensamiento liberador, incluso si cree que no las necesita.

México ha sido uno de los países más peligrosos del mundo para periodistas. ¿Por qué?

El binomio corrupción-impunidad es una red nacional creada por la derecha política, y el periodismo crítico coloca en el centro del debate ese binomio perverso. Pone en crítica el sistema neoliberal y sus partes integrantes.

Para Morena, el periodismo es crítico o no es periodismo, y aquella red se disuelve con crítica. Los beneficiarios de esa red de corrupción son los primeros interesados en callar las voces del periodismo crítico. Por esa razón incluso con el nuevo gobierno federal los asesinatos de periodistas han continuado. En escala local, los estados de la República tienen incrustados poderes corruptores ─que gestionan su impunidad─ como las mafias o cárteles de droga o de gasolina robada, así como las compañías mineras (principalmente canadienses) que explotan los territorios comunitarios. Romper esa ola de violencia es un proceso que podría tomar varios años. La impunidad de esa red de corrupción la sellan con el silencio de las voces críticas, como el periodismo de investigación. En una entrevista en el futuro podemos hablar sobre las luchas de vida y muerte del movimiento sindical en México.

¿Qué de los priistas o panistas, o perredistas, que ahora quieren brincar a Morena?

Cada ciudadana/o de México tiene el derecho constitucional de afiliarse, si así lo decide, al partido político de su preferencia. Morena no puede impedir que integrantes de la sociedad civil ingresen en sus filas, aun si provienen de los partidos de derecha, mafiosos, como PAN, PRI o PRD. Lo que sí puede hacer es aplicar las normas expresadas en su estatuto a fin de que la conducta de sus militantes se apegue a los documentos básicos del partido, documentos que son su Declaración de Principios, Estatuto General y Plan de Acción.

Votatantes en Oaxaca

¿Habrá posibilidad para forjar la unidad táctica o estratégica entre los Zapatistas y Morena para la salvación nacional?

Siendo realistas, creo que lo mejor que puede pasar es que l@s zapatistas continúen siendo una inspiración para la autonomía indígena, la creación de cooperativas, de la ética comunitaria con los caracoles (comunidades de cooperativas zapatistas autónomas), por ejemplo. Es posible, y esperamos, que sus proyectos puedan alimentar la militancia y las candidaturas de Morena. Sin embargo, dado las differencias entre Morena y el movimiento zapatista, puede que no haya una posibilidad a corto plazo para una unidad estratégica o táctica. 

Donald Trump dice que Venezuela, Cuba, y Nicaragua son el “eje de mal” y son amenazas a la seguridad nacional de EE.UU. ¿Qué dice AMLO al respecto?

La política exterior del estado mexicano, por razones históricas (nos han invadido 14 veces sólo por Estados Unidos), se guía por el principio de no intervención en asuntos internos de otros países. Esa es la política que nuestro pueblo espera de la comunidad internacional hacia nosotros.

La solución pacífica de las controversias es otro principio democrático de las relaciones internacionales que México impulsa. Ambos principios habían sido entregados por el PAN y el PRI a los dictados del gobierno de Estados Unidos y esa situación está siendo revertida por el actual gobierno, que promueve el diálogo entre las naciones y no el discurso de poder y amenazas.

¿Qué puede hacer Morena para apoyar a sus compatriotas trabajador@s en Estados Unidos?

Ofrecerles beneficios sociales como derechos independientemente de dónde se encuentren viviendo y trabajando. Contribuir a su auto-organización en comités de Morena en el exterior. Defender sus derechos humanos, migratorios y laborales mediante consulados mexicanos de vocación popular. 

¿Cómo puede los grupos de activistas progresistas en los Estados Unidos apoyar a los migrantes en general y mexicanos en particular?

Primero, participar de las actividades culturales y políticas de nuestra gente en los EEUU, entrar en ellas con honestidad y humildad, y enriquecerlas políticamente con los aportes de conocimientos y habilidades que como activistas tienen ustedes. Segundo, apoyar de todas las formas lícitas posibles, de manera visible, los movimientos de migrantes por sus derechos humanos, migratorios y laborales. Sólo sobre esa base podríamos un día llegar a hablar de alianzas estratégicas entre los pueblos oprimidos de ambos países para nuestra auto-liberación.