Preguntas Frecuentes sobre la Organización Socialista del Camino para la Libertad

¿Como se distingue el Camino para la Libertad de otros grupos socialistas?
¿Se puede explicar que quiere decir la opresión nacional y el privilegio blanco?
¿Que es la Refundación de la Izquierda?
¿Será la Refundación de la Izquierda una nueva agrupación de los grupos de la Izquierda?
¿Cómo se formó el Camino para la Libertad?
¿De donde viene el nombre Organización Socialista del Camino para la Libertad?
¿Existen dos grupos del nombre OSCL?
¿Por qué sucedió la separación?
¿Qué piensas sobre los intentos socialistas hasta ahora?
¿Son ustedes Marxistas? ¿Leninistas? ¿Maoístas? Trotskistas?
¿Hay otros/as teóricas/os y revolucionarios/as que les inspire?
¿Qué opinan de los/las anarquistas?
¿Están opuestas/os a la religión?
¿Creen que pudiera suceder una revolución en este país?
¿Para ustedes cómo sucederá la revolución?
¿Qué es su visión del socialismo?
¿Qué hace OSCL prácticamente?
¿En cuales sectores de la gente trabajan?
¿Cómo afectan sus políticas sobre la liberación nacional y el privilegio blanco en cuanto su práctica?
¿Por qué no se ven a ustedes con ni banderas ni periódicos en las manifestaciones?
¿Creen en el proceso electoral?
¿Cuál es la estructura del Camino para la Libertad?
¿Cuáles son las demográficas del Camino?
¿Cómo se ingresa en el Camino para la Libertad?

¿Como se distingue el Camino para la Libertad de otros grupos socialistas?

Políticamente, los dos pilares de nuestra identidad son el énfasis que ponemos en la opresión nacional, la auto-determinación, y el privilegio blanco; y nuestro compromiso a lo que llamamos la Refundación de la Izquierda. No hay otro grupo de la Izquierda que pone estas cuestiones en el corazón de su política.

A veces la gente comenta que no les parecemos “normales,” y preguntan por qué no nos ven en la calle vendiendo periódicos.

¿Se puede explicar que quiere decir la opresión nacional y el privilegio blanco?

Nosotras/os consideramos que lo que usualmente se llama el racismo es, en realidad, toda una estructura social de opresión nacional. La historia de este país, creado encima de tierras robadas y la labor robada significa que los Estados Unidos tiene adentro de sus fronteras naciones oprimidas, colonias internas — los “Pueblos Originales” o naciones indígenas incluyendo los pueblos indígenas de Alaska, y las naciones negra, chicana, y hawai’ana. También, los Estados Unidos domina colonialmente el “commonwealth” (que en realidad es la nación) de Puerto Rico. Nosotras/os mantenemos que esas naciones tienen el derecho a la auto-determinación hasta inclusive el de separarse de los Estados Unidos totalmente y formar sus propios países si desean. Sobre la fundación de la opresión nacional, las/los inmigrantes de las naciones oprimidas o del Tercer Mundo y la gente morena generalmente son sujetas/os a la discriminación, la violencia estatal y la de vigilantes y otras formas de dominación que oponemos.

Además, creemos que la debilidad histórica y falta de la conciencia de clase de la clase trabajadora de los EE.UU. es debido principalmente al sistema de privilegios pequeños pero reales concedidos a las/los que se identifican como “blanco” aun cuando ellas/os son trabajadoras/es explotadas/os. Este sistema fue promovido intencionalmente por la clase elite de británicos en el Siglo 17 para dividir y conquistar sus servidores rebeldes. Su estrategia ha quedado en el corazón del dominio capitalista a lo largo de la historia de este país. El sistema de privilegios y la ideología de la supremacía blanca es ahora reflejada en las instituciones y en los corazones y la conciencia de la gente blanca. Cualquier organización o movimiento que deja de enfrentar estos asuntos firmemente y consistente no tendrá ninguna esperanza para quitar los capitalistas que nos roba y aplasta nuestra humanidad.

¿Que es la Refundación de la Izquierda?

La OSCL considera necesaria una organización revolucionaria fuerte, grande, y arraigada en el pueblo suficientemente para poder desafiar la clase dominante supremacista blanca y tomar el poder político. Pero tal organización no se hace de manera “tradicional,” o sea por un grupo pequeño que a través de su buen trabajo organizando y su línea política tan correcta se hace como el partido vanguardista. En este país tan complejo de 280 millones este no se va a realizar en el pronto futuro. Lo que necesitamos crear y desarrollar es un proceso continuo y de largo plazo. Este proceso involucraría muchas/os activistas que participan y organizan en proyectos comunes a nivel local, regional y nacional. Tejido en esto será el desarrollo colaborativo de una teoría al corriente y una discusión sobre el programa y estrategia — los principios centrales, las campañas claves, las metas de corto y largo plazo, los métodos del como trabajar juntas/os y las visiones de una sociedad que queremos construir.

Para algunas/os participantes tal proceso puede significar que sean dispuestas/os a dejar unas de sus más queridas políticas esenciales para poder crear una nueva unidad. Además, será necesario pensar comprensivamente y luchar para un nivel de la unidad sobre que hemos aprendido de nuestros esfuerzos actuales organizando, desde los recrudecimientos pasados en los Estados Unidos, y de otras revoluciones y esfuerzos para construir el socialismo.

¿Será la Refundación de la Izquierda una nueva agrupación de los grupos de la Izquierda?

La Refundación de la Izquierda no es principalmente la unión de los grupos existentes (o individuos) que se identifican como socialista. Aun en su totalidad, estas fuerzas son demasiado pequeño y blanco, y son compuestas de gente mayor, de muchos hombres, y de clase media. La Refundación llama para las/los que ya creen en el socialismo a extender una mano a las/los activistas en los diversos movimientos sociales de la gente trabajadora y oprimida. No existe un molde para esto, pero nosotras/os queremos aprender de los ejemplos de grupos en todo el mundo que han experimentado procesos semejantes.

¿Cómo se formó el Camino para la Libertad?

Aunque la OSCL se fundó en 1985, nuestras raíces están en los recrudecimientos de los 60. Nuestras/os miembros con más experiencia histórica son del Movimiento para los Derechos Civiles y las rebeliones negras que arrasaron el país y varios de los otros movimientos que sucedieron después: el Movimiento Nacional Chicano, el nacimiento del moderno movimiento femenil, el movimiento de liberación de las/los gays, el activismo ecológico, y la lucha contra la guerra en Vietnam y la cultura corporativa de la muerte y destrucción.

Ya por los temprano 70s, miles de jóvenes habían pasado de actividades de resistencia a la revolución y empezaron a formar nuevos grupos disciplinados basados ideológicamente en el Marxismo-Leninismo. Estos grupos concentraron sus miembros en la clase trabajadora, y se conocían colectivamente como el Nuevo Movimiento Comunista (NMC). Mientras que los recrudecimientos de los 60 se iban desapareciendo y muchas/os se dieron cuenta cuan difícil y prolongada el proceso para hacer la revolución era en la barriga del imperio, el NMC se desinfló. El sectarismo y el problema del ultra-izquierdismo también jugaron un papel en eso. La original Organización Socialista del Camino para la Libertad se formó en 1985 por dos de grupos que sobrevivieron — La Liga de la Unidad Proletaria y Revolutionary Workers Headquarters (Centro Obrero Revolucionario) — y después otros grupos se unieron.

Para la gente que no estaban en esos tiempos cuando todo esto pasaba, el libro de Max Elbaum, Revolution in the Air (Revolución en el Aire) ayuda para lograr un idea de los tiempos. Nuestro sitio en el Internet abarca un intercambio con Max sobre sus perspectivas y también unos comentarios nuestros sobre el libro, además de un Arbol Familiar del Nuevo Movimiento Comunista. Si te gusta visitar el sitio, este material ilumina la historia del NMC y la historia del Camino para la Libertad.

¿De donde viene el nombre Organización Socialista del Camino para la Libertad?

Cuando OSCL se fundó en 1985, algunas/os miembros ya habían contemplado la cuestión de un nombre un par de veces y ellas/ellos no querían de los nombres tan aburridos de la Izquierda lleno de términos como Proletario, Bolchevique, Comunista, etcétera.

El Camino para la Libertad es un término que el pueblo Negro y sus aliados usaba para el Underground Railroad (Tren Subterráneo; vías secretas que las/los esclavos usaban para llegar a los estados libres norteños), un elemento clave en la resistencia del pueblo Negro trabajador contra su esclavitud, la lucha central que formó este país. Nuestro volante, Organización Socialista del Camino para la Libertad: Una Introducción, se enfoca en nuestro nombre y proporciona una respuesta más profunda a esto.

¿Existen dos grupos del nombre OSCL?

Desafortunadamente, sí.

En 1999 un sector de la organización basado en Chicago y Miniápolis se separó. La gran mayoría de las/los compañeras/os de color y casi todas/os miembros, el Comité Ejecutivo Nacional y los distritos locales se quedaron con la organización. Sin embargo, las/los que salieron eligieron quedarse con el nombre Organización Socialista del Camino para la Libertad. Es un buen nombre.

¿Por qué sucedió la separación?

Las/los que salieron estaban en contra del concepto de la Refundación de la Izquierda aunque esto era un aspecto de la orientación original del Camino.

Desde nuestra fundación la OSCL ha realizado una línea y práctica de promover la unidad entre las organizaciones revolucionarias y, como resultado necesario, querían dejar un espacio político para las diversas perspectivas internamente. De todos los grupos que habían unido para formar el Camino, nadie de la Liga de Unidad Proletaria, nadie del Colectivo Paul Robeson/Amilcar Cabral y sólo un compañero que estaba con la Red Organizadora Socialista participó en la separación.

La primera cosa que hizo la minoría después de todo era de tirar uno de los primeros Documentos Básicos de la organización, la Declaración sobre la Crisis del Socialismo. Ellas/os decidieron que no existe una crisis en el socialismo — que todo esta muy bien, que no hay caso para pensar las cosas nuevamente.

¿Qué piensas sobre los intentos socialistas hasta ahora?

Los vemos como parte de un proceso largo e histórico en que aprendemos nuevas lecciones de cada intento, ambos éxitos y retrasos. La más comprensiva discusión de esta cuestión es analizada en la “Declaración Sobre la Crisis del Socialismo” que examina la caída de los regímenes estilo-soviético en todo Europa Oriental y el aplastamiento del movimiento pro-democracia en China de 1989.

La realidad de esos acontecimientos que salta a la vista fue la falta de la democracia socialista. En Europa Oriental, por ejemplo, sectores significantes de los pueblos odiaba sus llamados líderes Comunistas y los botaron — porque esos líderes habían instalado enormes estructuras represivas del estado encima de la gente. Mientras que los poderes imperialistas constantemente intentan a derrotar los esfuerzos del socialismo, nosotras/os llegamos a la conclusión la causa fundamental por los fracasos del socialismo no era sólo por la intervención del imperialismo. Es por eso que creemos que las/los socialistas deberíamos pensara nuevamente la idea de estado de un solo partido y darnos cuenta al desarrollo de nuevas formas democráticas y las contradicciones de clase, del patriarcado, las contradicciones nacionales y la cuestión rural/urbano después de la revolución.

Al mismo tiempo, tomamos muy en serio nuestra obligación de no permitir nuestro gobierno a socavar los regímenes auto-llamados socialista a través de los bloqueos económicos, amenazas militares, etcétera — a pesar de cualquier crítica que tenemos sobre esos regímenes.

¿Son ustedes Marxistas? ¿Leninistas? ¿Maoístas? Trotskistas?

Nosotras/os aprendemos de muchas/os revolucionarias/os y no consideramos a nadie como ídolo.

De lo que tomamos de Marx: su análisis del manejo del capitalismo y por qué es que sea un sistema dinámico pero a la vez muy ilógico; y sobre la lucha de clases como la fuerza motriz de la historia. Marx y Engels creyeron que la gente trabajadora son capaces de derrotar el capitalismo y crear una nueva sociedad basada en las necesidades humanas y no la ganancia. Ellos aprendieron del levantamiento y caída del Comuna de París que los/las trabajadores/as pudieran crear formas de gobierno sumamente democráticas pero a la vez estar preparados/as para defenderse con armas contra los explotadores que regresarían para tomar el poder político que ellos había perdido.

De Lenin: un entendimiento del imperialismo — del potencial revolucionario que emana cuando las naciones oprimidas luchan para la auto-determinación, y de la tendencia de los socialistas en los países imperialistas de caerse en el reformismo y apoyar sus propios burguesías cuando las guerras imperialistas. Lenin también enfatizó la necesidad de derrotar el estado capitalista totalmente y el avanzó mucho sobre la creación del partido revolucionario — ¡una necesidad para que no existe ninguna fórmula duradera!

De Mao: los métodos de la línea de masas y el frente unido — como aprender de las experiencias y perspectivas de las/los trabajadoras/es y las masas para formular las demandas y hacer las luchas que sean lo más amplias e inclusive que sea posible, pero que a la vez en posiciones para desafiar el sistema; y la perspicacia que las relaciones transitorias de la producción bajo el estado socialista generan nuevos explotadores que no deben ser permitidos a reestablecer el capitalismo.

Tenemos muchas/os amigas/os que son Trotskistas.

¿Hay otros/as teóricas/os y revolucionarios/as que les inspire?

Muchos/as — algunos/as famosos/as, y otros/as demasiado desconocidos/as. Amilcar Cabral y sus perspectivas sobre el papel de la cultura en el proceso revolucionario, la teoría de Antonio Gramsci sobre la hegemonía, Ella Baker que promovía las/los líderes que radicaban de las filas de las organizaciones en lugar de las organizaciones centradas en los/las líderes, el análisis de Ted Allen sobre la invención de la raza humana y el privilegio blanco, Marta Harnecker que ha llamado a las/los socialistas de Latinoamérica a conectar los que ella llama el partido de la Izquierda y la Izquierda de los movimientos sociales, el análisis de Robert Biel sobre el nuevo imperialismo, el trabajo pionero de Audre Lorde sobre la intersección de las opresiones, la pedagogía de las/los oprimidas/os de Paulo Freire, Richard Levins sobre el imperialismo, la ecología y la salud pública, Kjersti Ericsson del Partido Comunista de las/los Trabajadoras/es de Noruega sobre la opresión de las mujeres y como se refleja dentro de las organizaciones comunistas.

¿Qué opinan de los/las anarquistas?

Algunas/os miembros del Camino vienen de la tradición anarquista, originalmente del grupo importante de los 90, Amor y Rabia, y luego del Comité Organizador Incendio de la Noche. Ellas/os ya no se consideran anarquistas, han elaborado una crítica del anarquismo y su práctica anterior como anarquistas. En las luchas, nosotras/os frecuentemente unimos con el espíritu militante y las tácticas audaces, y aprendemos de sus perspectivas sobre la relación entre el individuo y el grupo (colectivo). Pero sobre todo, para nosotras/os el anarquismo no ofrece ni estrategias ni métodos de organización que puedan unir las masas amplias para la transformación revolucionaria. Vea el folleto, “Después del Invierno Llega la Primavera” para más sobre este tema.

¿Están opuestas/os a la religión?

Nosotras/os somos de una tradición política no religiosa que considera la religión principalmente una arma de opresión de la sociedad, una fuerza social que manda a la gente oprimida a buscar su salvación en un porvenir del “más allá” en lugar de luchar para la justicia en el mundo real. Sin embargo, hay excepciones obvias — las tendencias mayores en la iglesia Afroamericana, y las/los muchas/os de fe que han sido luchadoras/es para la justicia hasta el socialismo, gente con que hemos tenido el honor de estar en su presencia en muchas luchas. De hecho algunas/os miembros del Camino para la Libertad se identifican como religiosas/os y participan activamente en las congregaciones. Creemos que el papel de la religión y, más ampliamente, la espiritualidad son temas que nos conviene explorar más profundamente.

¿Creen que pudiera suceder una revolución en este país?

Creemos que es necesario y posible, pero obviamente esto no va a ser fácil. Así que estamos ubicadas/os en la Barriga del Monstruo del imperialismo no esperamos ser la vanguardia global — muchas de las luchas revolucionarias en el Tercer Mundo sin duda enseñarán el sendero. (Y claro, todo esta interconectado; las/los revolucionarias/os del Sur global nos ha expresado que más fuertes que seamos aquí, más espacio tendrán ellas/os para sus batallas.)

A pesar de la fuerza actual de los de la clase que nos gobierna y aun más todavía, de su hegemonía — el dominio de su perspectiva global en la sociedad — que respiramos en el aire, si se fija cuidadosamente se ve las profundas grietas que corren desde arriba hasta abajo en el sistema. Este país es repleto de contradicciones, internamente y globalmente, y no se puede decir cuales de esas se reventarán y causar un efecto devastador. Supuestamente los EE.UU. es una democracia, pero un partido político paga para negar el voto a la gente afroamericana mientras que el otro partido no toma medidas serias para que no suceda esto. Las/los soldados regresan heridas/os y destruidas/os espiritualmente de una invasión que ellas/os saben que jamás hubiera sucedido. Millones viven con miedo mientras que sus beneficios de salud y las pensiones desaparecen. Todo desde el medio ambiente hasta las relaciones humanas se convierte en una comodidad para la venta.

¿Para ustedes cómo sucederá la revolución?

Nosotras/os no podemos predecir que va a suceder en el futuro ni somos como los grupos que hacen pronósticos cada siete años sobre la caída inminente del capitalismo. Sí nos parece que va ser un proceso largo que significa muchas tácticas y sitios de lucha en que la hegemonía blanca supremacista imperialista — el “sentido común” de la realidad social y quien puede tomar las decisiones — comienza a desbaratar. Cuando sucede un cambio cualitativo — cuando las masas decide que ya no quieren más y están listas para derrocar al sistema — la historia nos enseña que los explotadores no dejan su poder pacíficamente. Es por eso que las fuerzas del pueblo deben estar preparadas para avanzar los intereses nuestros y defendernos a través de los medios que nos conviene más.

¿Qué es su visión del socialismo?

Para citar nuestra “Declaración Sobre la Crisis del Socialismo,” “Nosotras/os identificamos el socialismo… no sólo con la propiedad pública de los medios de la producción, sino con la promoción de la participación de las masas en y el control sobre las instituciones y estructuras económicas, políticas y sociales.”

Esto será un proceso largo pero vemos hacía adelante a estos acontecimientos: vencer la opresión nacional, el machismo y héterosexismo; eliminar las divisiones en el proceso de la labor entre la planeación/administración; la oportunidad de cada persona de desarrollar, con apoyo colectivo, su potencial como ser humano — especialmente las personas con discapacidad que en la actualidad son marginalizadas; y el control verdadero por parte de las/los trabajadoras/es sobre un proceso de producción racional (y proceso de consumo) que no destruye el planeta para nuestras/os nietas/os. Esto significa un cambio cultural en que la gente puedan realizarse en las relaciones humanas y labor creativa en lugar del consumerismo, para que el sobre-consumo de los recursos del planeta en el Norte-global jamás resulte en escasez.

¿Qué hace OSCL prácticamente?

Somos una organización de organizadoras/es revolucionarias/os que trabaja conjunto para levantar las luchas del pueblo. Luego evaluamos y analizamos nuestro trabajo colectivamente para poder aprender de nuestra práctica y luchar más efectivamente contra el capitalismo de la supremacía blanca en las próximas rondas.

En cada lucha del pueblo trabajador y oprimido donde nos entablamos, intentamos a: 1) ganar las victorias donde podamos (para los derechos democráticos, mejores condiciones en los sitios de trabajo, etcétera) y dar golpes al enemigo (por ejemplo, debilitar la capacidad del imperialismo para invadir militarmente); 2) reforzar las fuerzas del pueblo progresista, grupos laboristas y comunitarios o las coaliciones anti-guerra, etcétera); y 3) ganar nuevas/os militantes para el socialismo. Si los conocimientos realmente emanan de la gente, entonces hay que estar con ellas/os, trabajando y luchando.

¿En cuales sectores de la gente trabajan?

Nosotras/os creemos que las nacionalidades oprimidas y la clase trabajadora multinacional será el corazón del frente unido revolucionario en este país. En consideración de esto nosotras/os trabajamos principalmente en los movimientos negro y chicano y las varias luchas de inmigrantes, y en los sindicatos, centros de trabajo y grupos laborista/comunitario y coaliciones (por ejemplo, contra las reducciones presupuestales para el tránsito público etcétera). Tenemos trabajo contra el patriarcado y el héterosexismo que se lleva a cabo en los comités dentro de los grupos de las nacionalidades y trabajadoras/es; por ejemplo, ayudamos establecer la Women’s Commission of Black Workers for Justice (Comisión Femenil de las/los Trabajadoras/es Negras/os para la Justicia) y tenemos gente en Pride at Work (Orgullo en el Trabajo). Al mismo tiempo, trabajamos también en un grupo municipal LGBT que tiene una amplia agenda progresista.

En todo nuestro trabajo damos cuenta a la intersección de las opresiones — de clase, nacional, machista, héterosexista — y como éstas afectan concretamente la vida de la gente. Creemos que una mayor comprensión facilita en profundizar las luchas, efectuar mayor unidad entre los varios sectores de la gente, y promover la conciencia revolucionaria.

Durante los últimos tres años hemos trabajado también en el movimiento anti-guerra y en organizar las/los veteranas/os y familias militares. Dado al papel histórico de las/los estudiantes en desatar las luchas en otros sectores, nos dedicamos al trabajo con ellas/ellos — pero este trabajo no ha sido suficiente en comparición a lo del pasado. En todo nuestro trabajo intentamos trabajar en los genuinos frentes unidos en lugar de los frentes cerrados que fingen ser independientes y abiertos.

¿Cómo afectan sus políticas sobre la liberación nacional y el privilegio blanco en cuanto su práctica?

En términos cotidianos, nuestro compromiso a la liberación nacional significa que no consideramos esencialmente divisivo cuando en un sindicato o grupo anti-guerra o socialista la gente de color critican las conductas supremacista blanca o cuando se reúnen para hablar sobre cualquier asunto que ellas/os elige. Es sólo cuando adelantamos estos asuntos y ganamos el apoyo de todo un grupo para las demandas de la nacionalidades oprimidas que la unidad multinacional verdadera se hace. Como expresado anteriormente, construimos asimismo las organizaciones independientes y los movimientos de las nacionalidades oprimidas, y intentamos romper el “frente unido blanco” (por ejemplo, ayudando a formar un grupo de Italo-Americanas/os opuestas/os opuesto a Quinto Centenario de Cristóbal Colón. También intentamos asegurar que todas/os compañeras/os aprendan y saquen la inspiración de la resistencia histórica de los pueblos de color.

¿Por qué no se ven a ustedes con ni banderas ni periódicos en las manifestaciones?

Una razón es porque no publicamos un periódico. En lugar de esto tenemos un sitio en el Internet, y difundimos declaraciones y nuestras perspectivas a través de panfletos. Esto no se trata de principios sino de recursos. Respecto a las pancartas y banderas, cuando asistimos las manifestaciones generalmente nos encontramos con la gente de las varias organizaciones de las masas con que estamos arraigadas/os. Ocasionalmente organizamos contingentes pero aun en esos casos esto lo hacemos con otros grupos, por ejemplo con grupos anti-imperialistas en las marchas contra la guerra. Sobre todo, tal vez nos inclinamos hacía el rumbo del “movimiento,” enfocándonos en el movimiento más amplio y no tanto en nuestra cara independiente. Puede que esto da una impresión de ser los “misteriosas/os,” y esto quisiéramos rectificar por medio de declaraciones públicas en las manifestaciones, en nuestro sitio en el Internet que ahora se ve más manejable, y más puestos de literatura etcétera.

¿Creen en el proceso electoral?

Pues, no tenemos ilusiones que el Partido Democrático pudiera ser transformado a un vehículo para la revolución. Sin embargo, el arena electoral ha sido un área de lucha para la clase trabajadora y la gente oprimida — y probablemente esto será así a través del largo proceso de forjar un amplio frente unido contra el imperio y la supremacía blanca. En California hemos trabajado contra las varias propuestas racistas como la anti-inmigrante 187. En Boston, Atlanta y otras ciudades hemos trabajado también en las campañas locales electorales donde los/las oficiales (inclusive los/las Demócratas) pueden ser enfrentados/as por su responsabilidad por un movimiento que trabaja para mejores escuelas públicas, viviendas de precios/rentas accesibles y el tránsito público, los derechos de los/las inmigrantes y la gente de nacionalidades oprimidas, contra la brutalidad policíaca, etcétera.

Mucho menos frecuentemente, hemos trabajado en las campañas nacionales enfocadas en el Partido Democrático, pero sólo cuando ellos/as nos ayudan a promover un agenda anti-racista y pro-gente, como la Coalición Arco Iris en los 80. También trabajamos en y esperamos crear formaciones fuera del sistema bipartidario, especialmente en el contexto de la Refundación Izquierda y la lucha de largo plazo.

¿Cuál es la estructura del Camino para la Libertad?

Tenemos distritos en unas doce ciudades y los distritos más grandes son divididos en unidades basadas en el área de trabajo de las/los miembros (por ejemplo, una unidad comunitaria, una unidad estudiantil, y una de activistas anti-guerra). Tenemos un Comité Ejecutivo Nacional cuyos miembros son elegidos/as a una responsabilidad específica, y comisiones nacionales y equipos de trabajo que guían nuestro trabajo con las masas en diferentes sectores. Nuestra línea política es establecida por Congresos que generalmente se llevan a cabo cada tres años. Los distritos desarrollan un plan local para emprender la línea y estrategia establecida por el Congreso, reclutan nuevas/os miembros, y cuidan una/o a otra/o en sus luchas personales con la alienación y asaltos de la vida bajo el capitalismo.

Creemos que cada quien estamos obligadas/os a intentar a probar las ideas del grupo en todo el trabajo que emprendemos (siempre tomando en cuenta la cultura y flujo de las organizaciones de masas donde trabajamos), analizar colectivamente la eficacia de la línea del grupo en la práctica, y criticarnos constructivamente como trabajamos. Todo esto es lo que nos hace una organización de cuadros.

¿Cuáles son las demográficas del Camino?

Somos aproximadamente 40% nacionalidad oprimida (gente de color) y más de 40% mujeres. 20% de las/los miembros se identifican como lesbiana, gay, bisexual, transgénero, y/o queer, 40% tienen menos de 35 años y hay varias/os miembros de otras edades hasta mayores. Casi la mitad de las/los miembros son de origen clase trabajadora y las/los de más siendo de clase media y 1% de clase alta.

Somos involucradas/os activamente en un proceso de transformación dirigido a cambiar la composición de la organización a mayoría nacionalidad oprimida y mayoría mujeres. La transformación significa cambiar nuestra demográfica, cultura, conciencia y práctica y también es el de crear un lugar acogedor que apoya las/los cuadros de nacionalidad oprimida y que promueve un activo proceso feminista y colectivo.

¿Cómo se ingresa en el Camino para la Libertad?

Personas se ingresan a un distrito local. Usualmente las/los encontramos en el trabajo de masas, y si hay compatibilidad las/los invitamos a estudiar nuestros Documentos de Unidad y otros puntos claves de línea y teoría. Si todo parece bien después de trabajar juntas/os, la persona se ingresa. Así que creemos en funcionar colectivamente en las mismas organizaciones de masas es un poco más complicado y exigente ser miembro del Camino que de un grupo cuyo proceso de membresía requiere que la persona sólo asiste a reuniones y que este de acuerdo con las ideas del grupo. Nuestro proceso es incorporado en el requisito formal que un/una miembro este de acuerdo con nuestros documentos básicos (que se encuentra en este sitio del Internet) y línea general, que sea involucrada/o activamente en luchar contra el enemigo y participar en la vida colectiva de la organización (inclusive pagando las cuotas mensuales).

Si tienes más preguntas no tratadas aquí, favor de llamar un representativo de clientes al…

¡Es broma! Pero mándenos un correo electrónico y haremos todo posible para contestarte.

Download this piece as a PDF
FacebookTwitterGoogle+Share